“Occidente” contra “Oriente” y otras falacias analíticas

“Occidente” contra “Oriente” y otras falacias analíticas

Explosión en la Mezquita del Profeta durante el Ramadán

Es imprescindible luchar contra esa tentación perversa de leer el mundo en claves de “nosotros” contra “ellos”. Términos arbitrarios, cargados de violencia semántica, como “Occidente” versus “Oriente” que dividen a los seres humanos. Es un estructuralismo primitivo, que supone un “Occidente” racional, científico y progresista, contra un “Oriente” fundamentalista, anticientífico y barbárico.
Dos comentarios vienen al caso. El primero es que esa división arbitraria que condena al atraso todo lo que está “allá” jamás ha sido uniforme. Un breve repaso de la historia muestra cómo esta frontera se ha ido moviendo a través del tiempo. De hecho, en el siglo XIX, la “puerta hacia Oriente” se encontraba… En Viena. Así, si Usted cree o pretende manejar la tesis de “Oriente” versus “Occidente”, deberá darse a la tarea de uniformar y sintetizar todo ese “Oriente” en uno solo. En literatura, por ejemplo, creer que el “Salambo” de Flaubert, que sucede en Cártago, y el “Ozymandias” de Shelly, donde “Oriente” está en la India, describen la misma otredad, es un trabajo semántico que les dejo. Ni hablemos de los orientalismos de Goethe y Victor Hugo.
El segundo comentario es la obviedad de que los atajos explicativos siempre se quedan cortos. Si esto es una “confrontación entre Oriente y Occidente”, ¿contra cuál “Occidente” se actuaba exactamente en el atentado de Estambul? Si el “Oriente” odia al “Occidente” y “rechaza sus valores”, ¿cuáles valores se estaban rechazando al poner una bomba cerca de la Mezquita del profeta en pleno Ramadán?
No tengo todas las respuestas. Con esto, sólo pretendo distanciarme del vértigo analítico que busca responder inmediatamente, de manera tajante y sin dejar lugar a medias tintas o interpretaciones alternativas, a cada atentado y ataque.
P.S.: Entiendo lo álgido del tema y la necesidad, en redes sociales, de manifestar solidaridad automática a una causa, denigrando o burlándose de los que están en el otro bando. Por ello, no pretendo responder comentarios en este hilo que estén pasados de tono o sean agresivos. Sientanse libres de dejarlos, la libertad de expresión implica que tienen derecho a manifestar su ignorancia e islamofobia. También implica que yo no tengo que leerlos ni responderles.
Buen día.
V. U.

Share

One Response to ““Occidente” contra “Oriente” y otras falacias analíticas”

  1. Mercedes Schnell says:

    Excelente! Me centra a mi como lector saliendo de lo emocional, del miedo traducido en agresividad y me lleva a lo real. Nos recuerda que somos uno.

Leave a Reply

twitter

View more tweets

archivos