“Cero cero cero” de Roberto Saviano

“Cero cero cero” de Roberto Saviano

El mejor ensayo que he podido leer este año es sin duda “Cero cero cero” de Saviano. Aquí, el autor de “Gomorra” sigue su incursión en el mundo paralelo de las mafias organizadas, ahora buscando la pista de la cocaína. Es un libro que cambiará totalmente tu forma de ver el mundo, porque los vínculos que establece entre el narcotráfico, la banca y los gobiernos es un electroshock a quienes creen en la democracia contemporánea. Después de colocarnos cara a cara con los cárteles mexicanos y su excesiva violencia, Saviano nos relata el Plan Colombia desde el punto de vista de los paramilitares. No contento con eso, expande su investigación hasta incluir a la mafia italiana y la “mafiya” rusa, probablemente la peor de todas. Son expertos del tánatos, analistas de la destrucción: su único talento se basa en identificar países con instituciones débiles que pueden doblegar y quebrar para someterlos a la lógica del narcotráfico. Desde México hasta Guinea-Bissau, estos parásitos instalan sus redes en estos Estados, y se enriquecen mil veces más de lo que lo hace la empresa Google.

 

Así, si escogen un libro de ensayo del 2014, que sea “Cero cero cero”.

 

“¿Qué has aprendido a asociar a palabras como spread y rating, crisis de liquidez y déficit? ¿Qué palabras conoces entre hedge fund, subprime, credit crunch, swap, blind trust, y de cuáles sabrías explicar el significado? ¿Estás convencido también tú, que sabes que perteneces al noventa y nueve por ciento que en conjunto posee la misma riqueza que el uno por ciento restante, de que tus fatigas cada vez mayores para buscarte la vida son culpa principalmente del capitalismo financiero? ¿Crees también tú que los bancos, capaces de conseguir que les regale miles de millones el Estado, o sea en última instancia tú mismo, y que en cambio a ti no te renuevan el crédito, son una colosal apisonadora dominada por una camarilla invisible e intocable de especuladores y altos ejecutivos mejor remunerados que las máximas estrellas del cine y del fútbol? En parte te equivocas. No existe ningún poder oculto que te aplasta, ninguna SPECTRA graduada en las mejores universidades, de costumbres de una riqueza nunca demasiado exhibida, de maneras sobrias y sosegadas”.

(…)

 

“Los bancos y el poder de los bancos están hechos de hombres, como todo lo demás. Si ese poder se ha revelado tan destructivo, la culpa no es sólo del broker colocado y ávido o del funcionario corruptible concreto, sino de todos: del operador bursátil con licencia para hacer operaciones de alto riesgo y del equipo de especialistas que adquieren en el mercado global los títulos que irán a confluir en los fondos ofrecidos por la propia entidad, pasando por el funcionario que te propone alguno de ellos para poner en lugar seguro tus ahorros, hasta llegar al empleado de la ventanilla. Son ellos, todos juntos, quienes ejecutan las directrices de los bancos, y casi siempre son personas honestas”.

(…)

 

“Trescientos cincuenta y dos mil millones de dólares: las ganancias del narcotráfico son superiores a una tercera parte de las pérdidas del sistema bancario reveladas por el Fondo Monetario Internacional en 2009, y no son sino la punta que emerge o que cabe intuir del iceberg hacia el que nos dirigimos”.

(…)

 

“Llamas al camarero y le dices el nombre de un vino. Que no está en la lista. Que nunca ha estado en la lista. Pero el camarero asiente y se retira en silencio. No es un error, ni tampoco una alucinación. Es un código. Un vino que no existe en la lista es un gramo de cocaína. Tienes que alimentarte si trabajas en el mundo de las finanzas, tienes que ser rápido y eficaz, saber tomar las decisiones adecuadas en un instante. Así, día tras día, de lunes a viernes, de la una a las dos, en el lugar donde el trapicheo y el consumo de cocaína se han hecho endémicos. La City”.

Share

Leave a Reply

twitter

View more tweets

archivos