Historias de una publicación parisina (parte 2): Editoriales

Historias de una publicación parisina (parte 2): Editoriales

studentLlegamos a la pregunta freudiana de siempre: ¿el tamaño importa? Después de que el escritor juzga –de manera egocéntrica e insegura, por supuesto-, que los garabatos cuneiformes que ha logrado arañar en un pedazo de papel merecen ser publicados, ¿qué tipo de editorial debe buscar?

Sólo puedo hablar desde mi propia experiencia, un compendio de rechazos y humillaciones dignas de un bizco sin dinero en Ibiza. Tengo la piel literaria tatuada, como el protagonista de Memento, de mensajes pre-fabricados de los editores, del tipo, « Estimado escritor (porque ni la decencia de buscar y copiar tu nombre tienen, los perros): Lamentamos informarle de que, a pesar de la indudable calidad de su manuscrito, nuestra línea editorial no corresponde a su texto. Le deseamos la mejor de las suertes futuras y vaya a tomar por el culo, gracias ».

Así que si vienen acá a preguntar cómo se hace para recibir un contrato de Alfaguara, Penguin Books o Gallimard, pues no tengo la menor idea. Supongo que lo mejor es escribir siete tomos sobre niños magos que van a academias impronunciables o historias de vampiros adolescentes asexuados. No sé cómo conseguir un agente. No soy la Lady Gaga de las letras. Hay demasiados aspirando a eso, al poder literario no le queda un sólo pelo en las bolas que no esté siendo jalado por alguien.

Lo que sí les puedo decir es que las pequeñas casas de edición tienen sus ventajas, no muchas, pero sí considerables. Cierto, ya lo sé: Si publicas con una pequeña editorial no vas a ser distribuido en el Corte Inglés o poder satisfacer tu ego con un cartel inmenso con tu foto en la Fnac. Si eso te preocupa, relee el párrafo anterior y luego trata de seducir a Boris Izaguirre o algo, no sé.

Es por esto que, después de leer tu contrato editorial y asegurarte de que nadie te está tratando de estafar, lo primero que debería preocuparte si publicas con una pequeña editorial es la distribución. Hay una diferencia inmensa entre una mala distribución y una distribución inexistente. Lo primero siempre se puede negociar y presionar para mejorarla, pero si tu libro se va a vender en dos librerías que quedan detrás del arcoiris y que nadie conoce, poco importa que hayas escrito Millenium, eso nadie lo va a comprar.

Sin embargo, suponiendo que todo va bien, que la distribución propuesta es pequeña pero eficaz, que se plantea algún tipo de contacto con la prensa para promocionar tu libro y que el editor no pretende reescribir toda tu novela, es acá donde podemos hacer pagar a las editoriales pequeñas, por decirlo de algún modo, o simplemente sacarle ventaja al hecho de que nos publique una pequeña casa de edición.

Esto lo digo porque existe una inmensa libertad en las publicaciones independientes, una especie de Livin’ la vida Bolaño, que los escritores consagrados envidian (y no sin razón). Aparte de quitarte de encima el dolor de cabeza de ventas, de saber que la Editorial pretende vender veinticinco mil ejemplares y que cualquier cifra más pequeña es un fracaso estrepitoso, existe algo que se conserva al trabajar con un editor independiente: la tan cacareada « libertad creativa ».

Porque el hecho de que sea una editorial independiente la que te publica significa que tu libro es más tuyo que nunca, que puedes controlar la edición desde el principio y que muchas veces la editorial agradecerá que el escritor se involucre y proponga portadas o formatos.

Las portadas de Gallimard, por ejemplo, se me hacen horrorosas: un color beige-viejo aburridísimo que en lo personal me recuerda un manual de colegio. Al poder controlar la portada del libro se puede jugar con la ventaja de ser « independiente » : Sí, hay pocos ejemplares editados, pero son únicos y se distinguen por su originalidad.

Pero hay más que eso. Si eres un desadaptado con inclinaciones psicóticas (como este servidor), el hecho de trabajar con una editorial independiente  es como darle un tobo de pintura a Jackson Pollock: nada mejor que tener el apoyo de la editorial para proponer las actividades más estrafalarias que puedan hacerse o dar rienda suelta a la imaginación y al poco sentido del ridículo que se puede tener gracias a las nuevas tecnologías (para hacer videos de autopromoción, por ejemplo).

Digamos que no se trata de comparar universos ya que son completamente disímiles. Sin embargo, las ventajas y las posibilidades de la publicación independiente no son nada despreciables, sobre todo en esta época, donde cualquiera con un teclado y una buena idea puede sacudir al mundo.


Linkeo, ergo existo:


Share

7 Responses to “Historias de una publicación parisina (parte 2): Editoriales”

  1. Cuánta razón tienes en todo, Vicente. Y cuánto me he reído leyéndote (por no llorar) pues mi propia experiencia corrobora punto por punto y coma por coma todo lo que explicas entre este post y el anterior. Salvo porque, en el caso particular de España, la institución del agente literario parece estar más asentada que en Francia (aunque no tanto como en Estados Unidos). Por una parte está bien, pues le otorga mayor tranquilidad al autor, que no tiene que hacer de publicista y recaudador de sí mismo; pero como toda cara tiene su cruz, diría que el éxito de la figura dle agente en España ha tenido mucho que ver en la deriva de la industria editorial española hacia el modelo del best-seller American Style a toda costa. Antes, el modelo editorial español se parecía más al francés.

  2. vinz says:

    Bueno, supongo que los seres humanos envidiamos siempre lo que no tenemos, ya que yo estaría brincando de la alegría si pudiese renunciar a mi empleo a medio tiempo para comer y poder dedicarme a la literatura.
    No creo que haya reglas universales, cada quien tiene su ventajas, el hecho de que tu libro, “El sonido de la noche”, lo distribuyan en Venezuela, es fenomenal. Yo he tenido que luchar contra viento y marea para la distribución, lo cual es un verdadero dolor de cabeza.
    Sin embargo, la idea que estoy barajando, y que trataré de desarrollar en los próximos artículos, es la increíble libertad que tiene nuestra generación, gracias a los sistemas alternativos de publicación/edición y el acceso a tecnología prácticamente gratis.
    Esto pronto se va a acabar, las disqueras encontrarán la forma de joderle la vida a la gente que quiere escuchar música en la red y las editoriales pondrán un precio en los Ebooks (ya los reaccionarios propusieron fecha de expiración a los Ebooks, qué idea tan ridícula: http://li.co.ve/cRL ).
    Entonces, siento que mi generación se queja demasiado y no aprovecha lo poco que tenemos. Vivimos en un mundo en el cual podemos publicar, podemos escribir en un blog, podemos tener una voz… ¿por qué seguimos pegados al paradigma de Alfaguara o Mondadori? Abramos los ojos, veamos la riqueza, la paz y la increíble libertad de las publicaciones alternativas.
    Es una excelente vía para muchos de nosotros.
    Un gran abrazo.

  3. “Bueno, supongo que los seres humanos envidiamos siempre lo que no tenemos, ya que yo estaría brincando de la alegría si pudiese renunciar a mi empleo a medio tiempo para comer y poder dedicarme a la literatura”.
    Yo también. Por desgracia, al menos en España, tener un agente y una buena distribución no garantiza conseguir unos dividendos como para vivir de ellos. Yo tengo que trabajar de otra cosa, si quiero comer. A pesar de que ya me lean en Venezuela. Bueno, al menos no he sufrido dolores de cabeza por la distribución…

    Un gran abrazo.

  4. vinz says:

    Mira esta joya… Qué perdidos estamos…
    “Dear Vicente, There’s a new way to make money from your writing.
    My friend, Ryan Deiss, just a new video called…”The Most IN-DEMAND Job on Earth” … and it’s the perfect part-time job(with a full-time income) for writers–because it’s writing!
    Go watch it here:https://touchstone.infusionsoft.com/go/lgs/a238
    This “Odd-Ball” job didn’t exist 18months ago but demand is SO high rightnow a total jug-head can demand $5K-$10K a month part-time or full time.
    A close friend of mine that was recentlyunemployed is doing this now and sheis rakin-it in. Ryan spills the beans in this video.If you’re a writer who needs more money,or you wish you had a job that gave you moretime to write, you’ve got to see it. Go watch it now: https://touchstone.infusionsoft.com/go/lgs/a238
    Here’s to your bestseller,
    Mahesh Grossman

    President
    The Authors Team
    P.S. If your not making $10K a monthright now I strongly suggest you watchthis video.
    This could be your golden ticket!
    Go watch the video now:https://touchstone.infusionsoft.com/go/lgs/a238
    (I’m a paid affiliate or Ryan’s, so if you buy anything fromhim, I get paid. This is a great video and worth checking out.)

  5. File under previous post: “cómo estafar a los escritores” Virgenvirgenvirgenvirgen…

  6. El Warholio says:

    Hablando de estrafalarias formas de auto-promoción y poco sentido del ridículo, David Thorne tiene doctorado:

    http://www.helpmesellmorebooksthanjustinbieber.com/

  7. Vinz says:

    Jeje, buen vínculo, W.
    Por allí vienen más videos estrambóticos en http://www.ghettoparisien.com, el otro día me conseguí unos artistas superstar que decidieron prestarse para la promoción…
    ;-)
    Salú

Leave a Reply

archivos