Experiencias en cine “guerrilla”: Permanence

Experiencias en cine “guerrilla”: Permanence

_MG_3958Permanence Making of 1

Un grupo de amigos se reunió para tratar de explotar el talento particular de cada quién en un proyecto conjunto. Un escritor, un fotógrafo, un actor y un músico decidieron hacer una película.

Pero no tenían plata.

Nació “Permanence“.

Cuando no tienes dinero, optas por el cine “guerrilla“: rodar sin permiso, rápidamente y utilizando todos los recursos que puedas conseguir de manera gratuita.

Los costos finales, después de sumar el alquiler de algunos equipos (la cámara, una pedorra Sony PDX-10, era prestada), gastos en comida (convencer a la gente de trabajar gratis es difícil; sin comer, imposible) y la escena más onerosa de la película (el bar, donde, al invitar a todos los extra, nos volamos la mitad de presupuesto), fue de 400 euros.

Problemas, obstáculos y aprendizajes.
1) Rodar en París es fácil: (a) Pocas ciudades se prestan al asalto y pillaje de sus calles, parques y paradas de metro, como París. Los colegas, muchos norteamericanos, explican que rodar así en Nueva York es imposible. La capital gala no tiene límites: sólo nos paró la policía una vez e inventé un cuento de estudiantes y pasantías que funcionó. Ni siquiera nos quitaron la cinta. (b) La escena del Metro (la última) fue rodada sin permiso. Creo que poner a un africano vestido con un turbante a caerle a coñazos a un catirito en la mitad de un andén y luego hacerlo caminar por los rieles, es suficiente prueba de lo tolerantes que son en París. O quizás tuvimos suerte.

2) Es el sonido, estúpido: De nada sirve rodar escenas perfectas si los diálogos no se escuchan. En los “bloopers” al final de los créditos escucharán el sonido original de la escena del puente y el parque, inutilizable. Si no fuera por mi amigo Mauricio Quero, ingeniero de sonido que trabajó gratis e instaló un micrófono en su clóset para hacer el voice-over (una pesadilla) hubiésemos tenido que gastar miles de euros para arreglar la cinta.

3) Editar y montar el video tú ahorra dinero pero multiplica los dolores de cabeza: 3 de la mañana, estoy reunido con el co-director montando la película. El Final Cut Studio Pro pirata, bajado de Piratebay, hace los updates automáticamente. “Inserte la nueva clave”. Kaputt. Perdimos la película. Estuvimos hasta las 6 de la mañana probando claves en internet hasta desbloquearlo. Además, al no poder pagar un editor, tuvimos que enseñarnos nosotros mismos cómo utilizar el programa. Es decir, al principio, alguien me recomendó un editor que vivía al norte de París y podía trabajar gratis. Simpático, el tipo. El único problema es que su trabajo, para hacer dinero, era dealer. Sí, de drogas. O sea, que mi editor estaba o dormido (hasta las 5 pm) o arrebatado (de las 5 a las 10 pm) o haciendo “diligencias” (de las 10 a quién sabe cuándo). Así que renunciamos al editor, nos encerramos a aprender y vimos todos los videos de Final Cut y leímos todos los foros. Juro que si vuelvo a escuchar la vocecita con acento australiano que dice, “introducing Final Cut Studio Prow” (con ese “ow” que hacen ellos), me lanzo al metro.

4) Correr la arruga es crear problemas en post-producción. Si no tienes claro el guión, el shot-list y la producción serán un desastre, tendrás que pensar in situ dónde poner la cámara, cómo dirigir a los actores, etc. Es cine guerrilla: los actores se quieren ir (trabajan gratis), la policía puede llegar, la gente se fastidia. Ahora bien, si no resuelves esos problemas en el rodaje, sólo te creas problemas en el montaje: escenas faltantes, imposibilidad de hacer el raccourci narrativo porque no tienes cut-ins para pasar de un plano a otro, violaste la ley de los 180º y no puedes cortar la toma, etc. Incluso, puedes tener que volver a rodar partes de tu película y crear desastres (incoherencias en la iluminación, vestuario, etc.). Es mejor pensarlo bien, escribirlo todo, repasarlo mil veces y después grabar. Sólo puedo decir que tuvimos mucha suerte y lo que me faltaba pude trampearlo sin que se haga demasiado notorio.

5) El mundo del video está al alcance de todos. Vean el video y luego piénsenlo: 400 euros. Sí, es cine amateur. Sí, es de calidad mínima. Pero lo hicimos mis panas y yo, en ocho días de rodaje (y meses de post -ugh, Final Cut). Basta con reunirse con gente talentosa y echa pa’lante (esto último es lo más importante, talento tenemos todos), tener una buena idea y lograr escribirla. Trabaja con lo que tengas a mano. Utiliza tus recursos. Casas, espacios. Visita a los amigos. Si la idea es buena, la gente no tiene miedo de trabajar gratis. Sobórnalos. Asegúrate de tener chicas jóvenes y bellas dando vueltas por el set todo el tiempo. Promete alcohol y fiestas al final del rodaje. Intercambia conocimientos para pagarles (ofrecimos fotos gratis, traducciones, montajes y edición primitivos pero ad honorem, subtítulos de otros proyectos, etc). Hoy en día, con una buena idea y poco dinero se pueden llevar a cabo experiencias interesantes. ¿400 euros? Hay gente que se gasta eso en una noche de fiesta. Nosotros los invertimos en 8 días de aprendizaje, experimentación y trabajo relajado con los panas y produjimos algo que, a pesar de sus errores y limitaciones, sentó un buen precedente.

Aquí les dejo el cortometraje, 20 minutos, con subtítulos en español. En el sitio web de Vimeo pueden verlo sin subtítulos o con subs en inglés o francés. Advertencia: El video en línea es de baja calidad. Son los aleas del web-hosting.

Permanence (Subtítulos en ESPAÑOL) from holden warren on Vimeo.

O visita el sitio de Vimeo y visiona el Trailer y/o los subtítulos en otra lengua:
http://vimeo.com/5716955

Los dejo con algunas fotos del rodaje.
(Estaré alejado de la web todo el fin de semana. Seguimos conversando la semana que viene).

Locación: Pont Neuf, segundo día de rodaje.

Locación: Pont Neuf, segundo día de rodaje.

_MG_3925Permanence Making of 1

_MG_3967Permanence Making of 1

_MG_3905Permanence Making of 1

_MG_3974Permanence Making of 1

_MG_4001Permanence Making of 1

_MG_4321Permanence Making of 2

Locación: Cuarto de servicio prestado, detrás de Notre-Dâme, quinto día de rodaje.

_MG_4289Permanence Making of 2

Locación: Pasillo del cuarto de servicio, sexto día.

Locación: Pasillo del cuarto de servicio, sexto día.

Locación: Metro Jaurès, 11 p.m., 1er. día de rodaje.

Locación: Metro Jaurès, 11 p.m., 1er. día de rodaje.

IMGP4525

Share

30 Responses to “Experiencias en cine “guerrilla”: Permanence”

  1. Kepler says:

    Felicitaciones. Bien hecho. Esa experiencia seguro les ha permitido aprender un montón. En la próxima verán cómo todo sale de manera más efectiva.
    No sabía lo de los permisos obligatorios. ¿Tendrían que pagar por un permiso simple o solo decir con tiempo?
    Una de las chicas es flamenca o de antepasados flamencos, ¿no?
    Una idea: hagan otra del mundo opuesto, del hermano menor de la mujer del perrito, el que estudió en una École de esas, salir de un mundo o mezclarlos de manera más fuerte, ofreciendo la otra perspectiva.
    Groeten (que no es “gruñido”, sino “saludos” en neerlandés)

  2. Jesús says:

    Muy bien, usando software pirata para ahorrar dinero. Ya puestos, otras formas de ahorrar serían robar directamente el material necesario en el Carrefour, o contratar gente sin darle de alta en la seguridad social (y, en realidad, con no pagarles mejor).

    Así no vale.

  3. vinz says:

    Jesús: Me hubiese encantado contar con los medios para adquirir todos los equipos y pagarle a un editor. Pero no es el caso. No lo digo como punto de honor, es el intento sencillo de escapar de la “poverty trap”: sin dinero, no puedo rodar, pero si no ruedo nada y demuestro que sé hacerlo, nadie me dará dinero. Por algún lado hay que empezar y si vamos a ser piratas, prefiero hacerlo robando software que me es útil (el FC Pro vale 5 mil dólares, FYI) que bajando discos de los Black Eyed Peas.

    Kepler: Los permisos son una pesadilla, no creas que no lo intenté. Pero (1) la ciudad de París no te va a dar un permiso para rodar en la cornisa del Pont-Neuf a menos que tengas asegurado al actor, e imagínate cuánto cuesta un seguro cuando explicas que el tipo tiene que fingir que brinca al Sena. En el Metro, los permisos son casi imposibles de obtener y por más que lo intentes nadie te va a dejar caminar por los rieles a menos que hagas un rodaje de envergadura, pares toda la línea y tengas choferes y trenes a tu disposición. Te imaginarás el precio.
    La chica es gringa, pero estaba estudiando baile flamenco. Parecía sacada de “Vicky Cristina Barcelona”, es decir, la típica norteamericana que viene a Europa y quiere hacer arte. De hecho, si no fuera por ese cliché jamás consigo mujeres que decidan quitarse la ropa. Es difícil vender la idea, sobre todo con Youtube y demás destruyendo la vida de la gente.
    Por lo demás, estoy terminando de montar un video-clip para el músico de la película. Esta vez invertimos en mejores equipos y nos equivocamos menos. Fue más controlado y el resultado me satisfizo. Todavía lo tengo en la “sala de edición” y estoy esperando hacer el etalonaje y terminar el audio. Todo bien, pues…
    Gran saludo.

  4. Jesús says:

    Por esa regla de tres, ¿todo vale cuando no hay recursos? Dices que alquilasteis equipos. ¿Por qué no robarlos también? ¿Porque es más difícil hacerlo sin que te pillen?

    Oye, allá cada cual con lo que hace y sus conciencias, lo que no me parece de recibo es encima enorgullecerse de ello y publicarlo en plan guía.

    Y, por cierto, al menos en España puedes bajarte todos los discos de los Black Eyed Peas que quieras, es perfectamente legal.

  5. vinz says:

    a) Tus preguntas son retóricas, ni siquiera entiendo eso de “todo vale”.
    b) El cine guerrilla se basa en estar fuera del sistema, por eso se hace sin dinero. Tu analogía es no-alugar: acá no se robó ni estafó a nadie. Si te propongo un proyecto en el cual yo escribo un guión gratis y tú haces la fotografía gratis, no veo cómo se puede asimilar eso a un robo. Lo único que “se robó” acá fue el no sacar permisos y darle dinero al Estado, simplemente porque no creo en el Estado y me niego a que el Estado me diga lo que puedo o no puedo hacer. Si me pongo de acuerdo con mis amigos en que nos da la gana de rodar en el Pont-Neuf, no veo qué diablos tiene que estar metiéndose el Estado en eso o venir a decirme cómo lo debo hacer. No se destruyó nada (de hecho, el cable que ves en la foto pegada al cuadro es para no contaminar el río) y jamás nos burlamos de nadie, excepto los dueños del programa Final Cut a los cuales ya les prometí que, si llego a tener 5 mil euros, no tendría problema alguno en adquirirlo.
    c) Tan “gratis” y “alnternativo” es el proyecto, que lo han podido ver gratis, en línea y no les he pedido nada por ello. Todos los actores y el equipo está al tanto y de acuerdo sobre la gratuidad del video. Además, todos mis trabajos los puedes consultar gratuitamente, como dejo bien en claro: si quieres leer una de mis novelas en PDF sólo tienes que mandarme un correo electrónico y con gusto te la haré llegar, como lo he hecho con decenas de personas. Lo único que está proscrito es hacer dinero con ellas (igual que con el video), aunque si logras sacarle un duro te perdonaría si me explicas cómo diablos le hiciste.
    Espero esto te aclare “la conciencia” y explique que esto no es un manual para robar, es un manual sobre cómo ponerse de acuerdo entre personas libres de trabajar mútuamente, respetando el talento y conocimientos de cada quien y sin hacerle daño a nadie, más bien estamos, de cierta manera, haciéndole publicidad a Final Cut.

  6. Jesús says:

    Tú mismo lo dices, aquí no se robó ni estafó a nadie… salvo a los creadores de Final Cut, que han dejado de cobrar 5.000 euros, precio al que venden su producto. ¿Que no los puedes pagar? Si yo necesito una grúa para cavar una zanja en mi casa y no puedo pagarla, pues me aguanto y no hago la zanja, no voy y robo una. Además, Final Cut no es el único programa de edición de vídeo que existe en el mundo, hay muchos otros (algunos libres). ¿Que no son tan buenos/fáciles? Tal vez por eso cueste 5.000 euros.

    Mis dudas venían de por qué, ya que se funciona fuera del sistema, no se extiende a todo y no sólo al software. ¿Por qué no estafar/coaccionar a la gente, o destruir/contaminar lo que haga falta? Me imagino que vuestro razonamiento es porque eso son cosas que están mal. Mira, justo igual que robar.

  7. vinz says:

    No es robar, es tomar prestado. Considéralo el paro de los artistas.
    Saludos.

  8. Kepler says:

    I meant France de Griessen. Her name and looks are for me rather made in Flanders.
    I also see people drink Stella there. The Flemish culture is all over the place, the thing is you don’t know it :-)
    The French think even Brel is French!

  9. vinz says:

    She’s french, as far as I know. She has a rock group. You can catch some videos on Youtube:
    http://www.youtube.com/results?search_query=france+de+griessen&search_type=&aq=f
    …Amstel is the french one… Damit, I always get them mixed up. I just go for the 2 euro ones, wether those two, Kronembourg or 1664, to tell you the truth…

  10. John Manuel says:

    Bueno todo lo que tenía que decirte sobre este excelente corto, ya te lo dije, hace tiempo. Lo único que quería agregar es que el Guerrilla Filmmaking es, de lejos, el único movimiento interesante del cine venezolano. Jackson Gutiérrez, Leonard Zelig (que tengo entendido le metió mano a la producción de este trabajo), están haciendo un trabajo arrechísmo y a la orilla del sistema. Al final, puede que de allí surga el verdadero cine venezolano. O a lo mejor exagero.

  11. vinz says:

    Sí, leí tu artículo en PN. No sé si el cine guerrilla sea “la vía” a seguir, lo que es innegable es que es una puerta que nos abre la tecnología y que nos da las claves para reivindicar nuestra libertad y hacer lo que queramos, escapando del control institucional y de las grandes corporaciones. Por eso es que comentaristas como el de más arriba se ofenden, porque no pueden lidiar con la idea de que la gente sea verdaderamente libre y haga lo que le dé la gana. Esto es una lucha milenaria, ya vemos como los regímenes más retrógrados (Irán, China) y hasta los más desarrollados (Francia) toman acciones contra la internet y buscan regularla y controlarla. Les revuelve el estómago que la gente sea independiente, porque no pueden intoxicarlos con publicidad o vil propagandismo. Pero ese es otro tema… Saludos

  12. Jesús says:

    Pues nada vinz, en cuanto se me vacíe la nevera me paso por tu casa y te vacío la despensa, e igual me llevo tu TV, que me quedaría muy bien en el salón. Pero no es por nada, ¿eh? Es que tengo un juego de ganzúas nuevas, y como la tecnología me lo permite sólo quiero ser verdaderamente libre y participar en esa lucha milenaria.

    Ser independiente y tal está muy bien, siempre y cuando no pisotees a los demás, la libertad de uno termina donde empieza la de los demás. Si no respetas eso, pasas a ser igual que aquellos a los que denuncias. Y, por cierto, yo no creo haberte insultado en ningún momento.

    Saludos

  13. vinz says:

    Solo tengo una pregunta, que me parece el tuétano de este asunto: ¿por qué tratas a las corporaciones y a las transnacionales como si fueran personas? ¿Como si fueran individuos? Me parece bastante conveniente afincarse en alguien que se vale de la nueva tecnología para echar adelante sus ideas e ignorar -y prácticamente cantar loas-, a transnacionales que degradan las condiciones de trabajo en Filipinas y Sinaloa y, so pretexto de una pseudo “libertad”, forran el metro de publicidad y llenan la ciudad de carteles cuyo único objetivo es que vayas a ver el bodrio de Harry Potter.
    En fin, luchas contra un molinito (e ignoras los cerros de evidencia según la cual quienes descargamos ilegalmente somos los que *más consumimos* discos y películas) creyendo que destruyes un gigante mientras reciclas el discurso caduco del poder y te tragas entero el cuentico capitalista sin reparar en sus abusos, daños ecológicos y su naturaleza rapaz y especuladora.
    Editaré lo que escribí más arriba. Lo que pasa es que tengo una semana con el blogz hackeado y en una de paranoia se me resbaló el teclado. Trataré de mantener la conversación en un nivel mínimo de civismo, de ahora en adelante.

  14. Jesús says:

    Yo no canto loas a nadie, simplemente me gusta ser coherente con lo que defiendo, y si defiendo la justicia, tengo que ser justo con todos, no sólo con los que me caigan bien. A mí me gustan las multinacionales tan poco como a ti, pero si les exijo que cumplan la ley en mil ámbitos donde no lo hacen, lo que no puedo hacer es estar yo incumpliéndola en otros tantos, porque me estoy poniendo, aunque a menor escala, exactamente a su nivel.

    El respetar, incluso a los enemigos, nos pone en una situación de superioridad moral desde la que criticar. Lo contrario (indignarnos por las prácticas de los poderes fácticos por un lado, pero aplicar sus mismas tácticas por otro), sí que es hacer un brindis al sol.

  15. vinz says:

    Nuevamente, tu analogía me parece no-alugar. No entiendo cómo puedes comparar la lógica interna de un grupo de gente que se pone de acuerdo y traza convenios para explotar su talento, con una transnacional que fabrica sus computadoras en China explotando niños. Es como comparar el equipo de beisbol de los Leones del Caracas con el Barcelona F.C., algo absurdo. Además, si nos ponemos estrictos, tendríamos que asumir que *todos* rompemos la ley: nada más al salir de tu casa, escupir en la calle o pasear al perro hay una plétora de reglas absurdas que estás rompiendo. Pero bueno, esa es una diferencia irreconciliable sobre la que jamás estaremos de acuerdo: tú eres de aquellos que, en el Estado de Virginia, rechazaría una felación en el carro ya que es ilegal, o te parece completamente normal el caso del menor, de 17 años, que fue arrestado por tener relaciones sexuales consentidas, con su novia de 15.
    Que existan leyes estúpidas es una afirmación baladí. Somos los ciudadanos, los individuos, los responsables de reivindicar nuestra libertad y cambiarlas; lo cual implica -obviamente-, un grado de violencia necesario. Esto puede ir desde descargar un software, fumar marihuana en la privacidad de tu casa o convenir con tu pareja cómo te da la gana de hacer el amor, hasta rechazar privatizaciones y convenios políticos inhumanos. Me da la impresión de que, con una mayoría de gente como tú, la aplanadora de la mundialización nos aplastaría y nos dejaría reducidos a simples títeres consumistas del sistema.

  16. Jesús says:

    Evidentemente hay leyes que no están bien, y existen mecanismos para cambiarlas. Incluso, te acepto que si suponen vulneraciones de derechos básicos como las que comentas, se puede plantear transgredirlas como forma de desobediencia civil.

    Pero en este caso no es así: una empresa te ofrece una herramienta, a un precio. Nadie te obliga a usar esta en concreto, tienes más opciones, por lo que, aparte de lo que esta empresa haga en otros ámbitos (que habrá que denunciar en su sitio correspondiente), en este caso propone un trato honesto. Aquí es donde me parece mal robarle directamente la herramienta, porque no está justificado, porque estás promocionando a esta empresa que tanto odias, y porque además estás dañando a movimientos como el del software libre, que usan el mismo tipo de licencias con el objetivo de aportar conocimiento a la sociedad, y que con estas acciones en plan “pasemos de las licencias” se ven perjudicados.

    De todas formas, yo ya he expuesto mis opiniones, y no tengo demasiado interés en seguir dando círculos sobre el tema. Si he respondido después de tantos días ha sido por los insultos recibidos.

    Saludos

  17. vinz says:

    Pues estamos de acuerdo en que estamos en desacuerdo.
    Sólo recalcaré que repites el discurso del sistema, un discurso que no se corresponde con la realidad:
    http://adage.com/images/random/0809/14-Vorhaus-082409.jpg
    Es decir, el sistema nos trata de “ladrones” cuando somos *nosotros*, los que utilizamos P2P, los que *más consumimos* y mantenemos la industria andando.
    Esta deconexión con la realidad no es más que el reflejo de la incomprensión de la contemporaneidad y la reivindicación de un modelo superado, basado en la oferta y la demanda. Como bien señala Jeremy Rifkin en “The age of access” (que compré, valga aclarar), las leyes del mercado han cambiado y ni los políticos ni los economistas clásicos parecen haberse dado cuenta.
    Es lo último que agregaré a esta conversación ya que creo haber dejado en claro mis argumentos sobre la libertad, las leyes y el Estado, las transnacionales y la realidad en el campo donde el adjetivo de “pirata” o “ladrón” no se corresponde para nada. En fin, supongo que nunca pides nada prestado y todo lo compras y que cuando se te acaba el azúcar para la torta vas directo al mercado en vez de pedirle al vecino un poco, no vaya a ser que robes a la pobre empresa azucarera…

  18. Jesús says:

    Pues vale, sigue encasillándome en lo que prefieras, yo también creo que he dejado clara mi postura y que no tiene nada que ver con el P2P (del cual soy un activo y satisfecho usuario, gracias). Sólo espero que, si alguien más lee todo esto, piense un poco en los argumentos que se dan antes de clasificar como “de los malos” al que dice algo que no nos gusta.

    Saludos y suerte

  19. nosferatuz says:

    miles y miles cuesta un programa de edicion que seguro les cuesta tres centavos producirlo, el sistema esta diseñado para la elite que retiene el capital, que paguen en hollywood los 5 mil dolares yo no quiero hacerlo, siento que al hacerlo me estafo a mi y mis pares, apoyo a vinz apoyo al cine guerrilla, si se quiere ahcer cine se hace como se puedey con lo que se tiene, la pirateria debe ser global que las grandes compañias paguen por los programas, nosotros los individuos que no podemos tenemos que ingeniarlos la manera, el dia que tenga el dinero comrpare el programa pero ahora que no lo tengo seguire buscando como piratearlo, dios bendiga la pirateria

  20. Jesús says:

    Los siguientes programas (por mencionar dos) son de uso libre, y de calidad contrastada:

    http://cinelerra.org/
    http://www.kdenlive.org/

    ¿Qué necesidad hay de piratear nada? Bueno, entiendo que siempre es más agradable conducir un Ferrari que un utilitario, pero muy antisistema no me parece, la verdad… Y eso por no hablar de que, al final, con la piratería se está promocionando a todas esas grandes compañías, y se está perpetuando su modelo insolidario de desarrollar software.

    Saludos

  21. vinz says:

    ¿Calidad contrastada?
    Supongo que quieres decir “calidad comprobada”.
    Saludos

  22. Carlos says:

    comprobar, contratar, refutar!! bla bla bla..

    la pirateria no daña tanto a las corporacione, como lo hacen ellas con el ambiente y con nosotros, si te parece infantil eso de decolver el golpe, asi sea un chicote (golpe seco con dos dedos en areas planas del cuerpo), pues te cuento que rara vez dejamos de ser niños, ademas es una forma de retaliación, y si de algo estamos sedientos es de justicia social no..?? pues de este modo hago lo que puedo con lo que tengo y no le delego mis response-habilidades al poder, al estado o al papa!! yo tampoco creo en el estado by the way.

  23. vinz says:

    Exacto, Carlos. Es el mismo movimiento hipócrita de la sociedad que permite que las empresas contaminen como les dé la gana (la nueva ley, “Cap and Trade” en USA, es un INSULTO) pero al mismo tiempo te hacen sentir como que eres tú el responsable de que se acabe el mundo si no reciclas la lata de cerveza.

    O sea, ellos realizan conductas inmorales y nosotros nos sentimos mal por ellos. Un barco petrolero naufraga en las Costas de España y Francia y tienen que venir unos benevolos a limpiar el desastre, porque las empresas se encierran en litigios y defensas absurdas.

    Es por eso que no siento el más mínimo cargo de conciencia al descargar programas de internet. Un amigo lo llama “internet libertaria”: si tu vaina llega a la internet, te jodiste, yo me lo voy a agarrar. Punto.

  24. El corto me encantó. Muy bueno. Además de que en el post respondes a muchas preguntas que me hice mientras lo veia: se puede filmar en París sin permisos, robando tomas y lo que me dejó loco fue saber que ese desnudo se hizo sin permiso. Una locura. Esa vaina es 100% cine guerrilla. Los que quedaron mal son los encargados de la seguridad de la ciudad de París, jeje.

    Si no es por Jhon Manuel Silva no me entero de esta vaina y creo como él que con estas experiencias puede salir algo auténtico en el cine venezolano, bien lejos de los bodrios del realismo socialista del siglo 21. El verdadero cine venezolano va a tener que irse por el estilo guerrilla. Está genial.

    Saludos

  25. vinz says:

    Gracias, Armando.
    El lunes 25 de enero 2010, estaremos presentando este corto y otro, rodado en el mismo estilo, en el Bar Teatro de Las Mercedes, 9pm. Allí conversaremos sobre cómo hacer películas sin presupuesto.
    ¡Pásate!

  26. Cineasta says:

    Vinz…. manda a jesus a La Mierda y ya. El solo es un ENvidioso que no pudo ni podra hacer por mas que quiera lo que tu hiciste amigo. Saludos Grandes desde Venezuela, Admiro tu trabajo.

  27. vinz says:

    ¡Saludos, cineasta!
    Por acá seguiremos… Nada de lo que dijo el comentarista en cuestión me pareció pertinente ni suficiente para cambiar mi punto de vista. Pero bueno, el cine es un acto de resistencia, como decía el filósofo Deleuze…
    Gracias por el apoyo

  28. Jesús says:

    Gracias Cineasta por tu valiosa aportación. En realidad me alegro de tu exabrupto, ya que si realmente tuvieses argumentos mejores que los míos me los podrías dar y dejarme en evidencia. Pero lo de enviar a la mierda al interlocutor es propio de quien sabe que no lleva razón y no le queda más remedio que recurrir al insulto personal. Por tanto, gracias por tu apoyo y hasta la vista.

  29. gabriel astengo says:

    Jesús Porqué no te callas,troll?

Leave a Reply

twitter

View more tweets

archivos