Javier Cercas y el postfranquismo

Javier Cercas y el postfranquismo

 

Muchos venezolanos se preguntan cuáles son las posibilidades de un cambio en la dirección catastrófica que lleva el país. Javier Cercas, en su último esfuerzo, “Las leyes de la frontera“, nos ofrece el retrato de una juventud olvidada y abandonada, sin esperanza, en los años que siguen a la muerte del dictador español. Si bien la novela es demasiado irregular y contrasta una excelente primera parte con una segunda parte carente de interés, lenta y redundante, esa primera parte nos muestra que los cambios, políticos, sociales y culturales, deben venir de la población, no del sistema. ¿Muerto el perro, se acabó la rabia?, no según Cercas, para quien el fantasma de Franco ensombrece el relato inicial:

 

Hacía tres años que Franco había muerto, pero el país continuaba gobernándose por leyes franquistas y oliendo exactamente a lo mismo que olía el franquismo: a mierda.

 

Porque es difícil instaurar la disciplina, después de años sin tenerla; la honestidad, después de décadas aupando la corrupción; el respeto a las leyes, donde antes existía el darwinismo primitivo:

 

Lo que quiero decir es que entonces todo era posible en una comisaría, no como ahora, aquella todavía era para nosotros una época de, ¿cómo decirlo?, impunidad; no hay otra palabra: aunque Franco llevaba tres años muerto, en comisaría hacíamos lo que nos daba la gana, que era lo que siempre habíamos hecho.

 

Es un buen recuerdo de que, una vez que se logra sacar al fascismo del poder, se debe posponer la celebración, ya que todo está aún por hacer…

 

Share

Leave a Reply

archivos