“El camino a la servidumbre” de F. Hayek

“El camino a la servidumbre” de F. Hayek

Picture 1 Cansado de que la derecha me reprochara no haber leído a uno de sus teóricos más prominentes, le metí el diente al clásico de Friedrich Hayek. Puesto que creo que uno de los problemas más graves de “la izquierda” (en general) de hoy en día es la falta de rigurosidad y lógica, dedicaré esta entrada a una explicación suscinta (y en cómics), del libro en cuestión. Para criticar algo hay que tratar de entenderlo primero. La izquierda adolece de un excesivo contingente de paranoicos convencidos de librar una batalla épica contra poderes históricos: El capitalismo, las transnacionales, los consorcios mediáticos; lo cual rápidamente derrapa y conduce a la fantasía y las teorías de conspiración (el 11-S fue orquestado por Bush; existe un complot de la banca mundial para repartirse el mundo; el Papa es Masón, etc.).

Personalmente creo que esta gente no sólo desprestigia cualquier intento de pensar desde la izquierda y perpetua el cliché de militante porro-en-la-mano con dreadlocks perdido en la vida, sino que lo peor es que muchas veces no se entienden sus propuestas o quejas (este video del Daily Show, de un manifestante en el G20 disfrazado de vaca y golpeando una botella de agua, es el ejemplo perfecto).

Divago. Todo esto para decir que después, en otra entrada, trataré de avanzar algunas críticas e implicaciones del modelo de Hayek. Veamos entonces, cómo los hombres, en su intento de alcanzar la libertad y la justicia a través de la planificación estadal, abonan el terreno para los regímenes totalitarios que los oprimirán. La paradoja que subraya el libro es justamente esa: cómo los ciudadanos, en aras de una mayor libertad y justicia, socavan las bases de la sociedad y preparan la soga que abrazará sus cuellos.

"La guerra obliga a la planificación nacional":

 

La guerra obliga a la planificación nacional
Para lograr la mobilización total de la economía, Usted consiente a la reducción de muchas de sus libertades. Usted sabe que la regulación y la escasez fue producida por los enemigos de la nación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Muchos quieren que la planificación se mantenga"

 

 

Muchos quieren que la planificación se mantenga
Se escuchan argumentos en favor de un “Comité de planificación” antes del fin de la guerra. Los “planificadores de la guerra” respaldan la idea para mantenerse en el poder.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Los 'planificadores' prometen utopías"

 

 

Los planificadores prometen utopías
Aparecen ideas magníficas para los campesinos en las zonas rurales, un plan para trabajadores en las ciudades, etc.; la población recibe las iniciativas con entusiasmo y elige a muchos “planificadores” a la cabeza del país.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Pero no pueden ponerse de acuerdo sobre UNA utopía"

 

 

Pero no pueden ponerse de acuerdo sobre UNA utopía
Con la paz, aparecen nuevos compromisos políticos pero la unidad de “ganemos la guerra” ha desaparecido. Los “planificadores” rozan las peleas físicas. Cada uno tiene su propio plan particular y rehusa abandonarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Y los ciudadanos tampoco pueden ponerse de acuerdo"

 

 

Y los ciudadanos tampoco pueden ponerse de acuerdo
Meses después, cuando “los planificadores” finalmente concretan un plan único, son ahora los ciudadanos los que discrepan entre ellos. Lo que agrada al campesino desagrada al obrero.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Los planificadores detestan imponer los acuerdos"

 

 

Los planificadores detestan imponer los acuerdos
La mayoría de los “planificadores nacionales” son idealistas con buenas intenciones y dudan a la hora de usar la fuerza. Esperan que algún acuerdo nacional aparezca milagrosamente en torno a su propuesta.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Tratan de venderle el plan a todos"

 

 

Tratan de “venderle” el plan a todos
Los planificadores intentan, de manera infructuosa, educar a la población para uniformar sus puntos de vista. Crean, de esta manera, un gigantesco aparato propagandístico que el dictador-por-venir encontrará muy útil.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Los ingenuos sí se ponen de acuerdo"

 

 

Los ingenuos sí se ponen de acuerdo
Mientras tanto, la confusión nacional da paso a reuniones de protesta. Los menos educados -embelezados y convencidos con un discurso incendiario-, forman un partido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"La confianza en los planificadores empieza a desvanecerse"

 

 

La confianza en los planificadores empieza a desvanecerse
Mientras más improvisan los planificadores, más perturban el comercio normal. Todos sufren. La gente ahora siente -y con razón-, ¡que los planificadores no pueden hacer funcionar las cosas!

 

 

 

 

 

 

 

"Se le da poder al hombre fuerte"

 

 

Se le da poder al “hombre fuerte”
Desesperados, los “planificadores” autorizan al nuevo líder del partido a trazar un plan y aplicarlo a la fuerza. Después se desharán de él -o eso es lo que creen.

 

 

 

 

 

 

 

 

"El partido conquista al país"

 

 

El partido conquista al país
Ahora la confusión es tan grande que la obediencia al líder debe ser mantenida a cualquier precio. Usted tal vez se una al partido también para contribuir a la “unidad nacional”.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Una meta negativa es lo que une al partido"

 

 

Una meta negativa es lo que une al partido
Los pasos iniciales de un dictador buscan arengar a la mayoría a unirse en una causa común contra alguna minoría que funge como chivo expiatorio. En Alemania, la meta negativa común era el anti-semitismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Nadie se opone al plan del líder"

 

 

Nadie se opone al plan del líder
Sería suicidio, la nueva policía carece de escrúpulos. La capacidad de forzar la obediencia se convierte en la virtud principal del “Estado planificado”. Han desaparecido todas las libertades.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Su profesión se planifica"

 

 

Su profesión se planifica
La posibilidad de escoger entre muchos trabajos diferentes, idea que avanzaron los ahora defuntos “planificadores”, se revela como una gran farsa. Los “planificadores” nunca fueron exitosos y jamás lo serán.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Su salario se planifica"

 

 

Su salario se planifica
La división de la escala salarial es arbitraria y rígida. Dirigir un “Estado planificado” desde un cuartel general central es algo torpe, injusto e ineficiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Su pensamiento se planifica"

 

 

Su pensamiento se planifica
En la dictadura creada sin querer por los planificadores no hay lugar para la diferencia de opinión. Vallas publicitarias, la radio, la prensa -¡todos repiten las mismas mentiras!

 

 

 

 

 

 

 

 

"Su recreación se planifica"

 

 

Su recreación se planifica
No es por coincidencia que los deportes y el entretenimiento han sido cuidadosamente planificados en las naciones gobernadas por regímenes.  Una vez comenzada la planificación, los “planificadores” no pueden detenerse.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Su disciplina se planifica"

 

 

Su disciplina se planifica
Se le despide del trabajo como si Usted estuviese ante un pelotón de fusilamiento. Lo que antes era un error es ahora un crimen contra el Estado. ¡Así termina el camino a la servidumbre!

 

 

 

 

 

 

 

 


Nota bene: Se me excusará la traducción aproximativa. Si desean obtener el texto completo en inglés, dispongo de un PDF que puedo enviarle por correo electrónico a aquellos que así lo manifiesten en las sección de comentarios.

P.d.: A aquellos que llegaron acá después de realizar una búsqueda en Google, lamento decepcionarlos: la entrada es sobre Hayek, el economista austríaco; no Hayek, la bomba mexicana que bailaba topless frente a Tarantino en “From dusk till dawn“.

No se alejen. La discusión seguirá en estos días…

Share

24 Responses to ““El camino a la servidumbre” de F. Hayek”

  1. Corbu says:

    Dispongo de la versión en español (texto, sin ilustraciones) PDF 7 y pico de Mb, disponible también en e.m.u.l.e bajo el título: “Hayek, Friedrich – Camino De Servidumbre – Biblioteca Liberal En Español – (289 paginas) By ElLibertario”. De más está decir que espero la segunda parte. Saludos.

  2. vinz says:

    Excelente dato, Corbu. Además, para los leguleyos: sepan que este libro es dominio público…
    Saludos, seguiremos conversando,
    V.

  3. El Warholio says:

    Vinz, no se si estoy off topic (no se por dónde van a ir los tiros de tus conclusiones), pero ¿ya has leído el libro “When Corporations Rule the World” de David Korten? si no lo has leído te lo recomiendo, especialmente los últimos capítulos.

  4. Carlos says:

    ¿El papa es mason? me cagué..

  5. vinz says:

    Pues no, ese libro de David Korten no lo conozco. A ver si me lo cruzo por allí. Esto va, más que todo, orientado a un artículo que estoy escribiendo para un periódico mexicano sobre la crisis financiera (vista en términos no-expertos, por supuesto). Ya lo colgaré por acá, una vez que contacte a los editores.
    Y si el Papa no es masón, es cientólogo. O vampiro. O de la secta moon. Una vez alguien me pasó un libro de conspiraciones llamado “Behold a pale horse” (candidato a peor título de la década, por cierto), que era de lo más cómico: El Papa y los Presidentes de Rusia y USA se reunían en un submarino bajo el Polo Norte para repartirse el mundo. Luego venía el capítulo sobre los aliens y su alianza con los USA (lo cual explica su ventaja tecnológica). Pero bueno, supongo que es la involución natural de un mundo de reality-TV, hiperconsumismo autista y hedonismo trash: no hay tiempo para pensar, hay que decir, “qué bolas, el Papa es masón” y seguir a la próxima rúbrica en vez de hacer los análisis agudos de los intelectuales de antaño. En los USA, Fox News tiene 2 veces el rating de CNN y 3 veces el de CNBC, propalando mentiras, y a la gente no le importa.
    Así estamos…

  6. El Warholio says:

    Entonces pienso que el libro te resultaría interesante. Una de las cosas mas arrechas son, 1, el carajo viene mas bien de un background tipo conservador y liberalismo económico, hasta que empieza a ver que la aplicación en la práctica no se parece en nada al ideal que le vendieron. 2, en 1995 el carajo enumeró una serie de amenazas que para él tenian los mercados financieros internacionales y los bancos globales y que había que metereles el ojo, y hoy tenemos una crisis que explotó precisamente porque sus temores se hicieron realidad. 3, de las medidas que el propone para superar esas amenazas, hasta ahora no se ha tomado ni una sola. Y 4, se lanza un análisis interesante sobre el modelo basado en crecimiento econónmico y propone una serie de medidas para cambiarlo y que, por lo menos para mi, no son nada utópicas.

    En resumen, un análisis bien interesante para leer. El tipo analiza una por una las distintas debilidades del sistema hegemónico actual (en todos los aspectos, incluidos los sociales y ambientales) y llega mas allá de la crítica y se atreve a proporner medidas específicas, viables y prácticas, sin dejar de afirmar lo importante de hacer un cuestionamiento de nuestra estructura de valores actual; que al final es la raíz de la insostenibilidad de nuestra civilización.

  7. LuisGui says:

    Excelente transformación, loco. Has logrado una buena página, mejorada, más interactiva, supongo era tu intención.

    Prefiero no opinar sobre el tema discutido, no sea que lo tilden a uno de loco por lo poco preparado que estoy sobre el asunto, aunque disfruto con la lectura del debate y el análisis sugerido. En un mundo globalizado como el que tenemos, creo que es necesario empaparse en todas estas cosas. Ahora más que nunca rememoro el proverbio aquél de que cuando una mariposa agita sus alas en China…

    Nos estamos leyendo.

  8. LuisGui says:

    Me refería a la Teoría del Caos, no a un proverbio. Lo siento. ¿Ves? A veces es más prudente no participar. Fino. Que estés bien.

  9. No he leído el “Camino a la Servidumbre”. Pero si esos cómics son un resumen fiable, más parece una explicación del proceso que llevó a la República de Weimar a convertirse en el III Reich. Como explicación no está mal: otra cosa es que se pueda extrapolar como modelo universal. Las condiciones en las que nació el III Reich fueron muy específicas, y en buena parte irrepetibles. Pero hablo a ciegas. Mejor espero a leer tu próximo post…

  10. Carlos says:

    De cualquier manera las condiciones ambientales, sociales etc.. siempre seran irrepetibles,en apariencia.
    Que quiero decir, ¿que tanto ha cambiado la sociedad o la cultura que llevo al surgimiento del tercer reich? y en terminos practicos ¿que tanto nos parecemos a esa cultura o sociedad?. ¿Poco?

    Creo que lo que en algun punto nos asemeja como sociedad, son algunos valores heredados de la epoca colonial, (a venezuela me refiero) de los cuales nos ha costado, como grupo, deslastrarnos; y lo digo asi proque en efecto es como un peso, algo que nos aminora la marcha y que llevado a patrones regulares de comportamiento social, parece crear un enlace clave para que, la serie de acciones que se narran en el libro, tomen curso.

    Quiza tengo poco cafe en el sistema, pero le estoy echando la culpa al papa otra vez!!
    ese mason illuminati malevolo y lider de titulares de prensa seria y amarillista!! (cual lindsay lohan lesbiana)

  11. Y en cuanto al Papa, no es masón, qué tontería. De hecho, ni siquiera existe. Es una marioneta movida a control remoto por un sistema de animatronics. Las encíclicas y los discursos que pronuncia se los escriben los cardenales purpurados en cónclave. Es un sistema empleado desde hace años, para evitar los desastres que podría ocasionar un papa que de repente se vuelva gagá y, como se supone que es infalible, hay que obedecerle a ciegas. Pues no, no es infalible: en todo caso, inflable.

  12. Carlos says:

    Bueno pana, a alguien le tengo que echar la culpa!!! no soy asi por gusto.

  13. vinz says:

    Sí, si de algo peca Hayek es de lo que pecan todos los pensadores (con pocas excepciones): una excelente capacidad de analizar y mostrar incongruencias y un mutis total a la hora de proponer cosas. Igualmente pasa en todo el espectro político: Chosmky o Naomi Klein son excelentes deconstructores del orden establecido, pero a la hora de apostar por los altermundialistas o las Rave de Reclaim the Streets en Londres como fenómeno de cambio, no podemos sino sonreír ante la ingenuidad de alguien tan incisivo a la hora de criticar y naïf a la hora de proponer.
    Por ahí va el siguente post…
    ¡Saludos!

  14. vinz says:

    Sí, yo creo que si en Venezuela no analizamos la sociedad en términos de flujos de poder, no entenderemos nada, terminaremos sustituyendo una burguesía por otra (verbigracia) y nos quejaremos eternamente de que “la gente buena” fue lo que faltó, que la idea era excelente pero la gente corrupta.
    No. Los sistemas son corruptos, crean y detentan el poder y cualquier intermediario hará poco para remediarlo.
    Personalmente, siento que nuestra falta de crítica en Venezuela, ese eterno escapar hacia adeltante, estamos mal pero vamos bien, es una de las principales creadoras de confusión. Nos cuesta analizar, pensar y hacer analogías entre diferentes fenómenos, simplemente porque no los digerimos ni los entendemos antes de etiquetarlos…
    En fin, Venezuela es un tema particular y si bien los derrapes que señala Hayek pueden encontrarse en la política venezolana (desde el principio de los tiempos), en todos lados es más o menos así.

  15. vinz says:

    Obvio que “el Papa es masón” fue una provocación de mi parte (me encanta). Igual, me encanta empujar a los adeptos a las teorías de la conspiración al borde de la estupidez (es mi pasatiempo): “¡El grupo Bilderberg se reparte el mundo!”. ¿Ah, sí? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo?
    Entiendo que ante la frustración de la pérdida de credibilidad en la democracia la gente se pierda esperanza y le eche la culpa al primero que aparezca. Pero hay una diferencia entre analizar cómo Berlusconi manipula la prensa para avanzar puntos de vista (un análisis válido) y saltar de allí a decir que Berlusconi y Bush se reunen bajo el Polo Norte para hacer orgías y comprar tecnología extraterrestre.
    Si la izquierda quiere volver a ganar legitimidad, tiene que deslastrase de ese tipo de lecturas y retomar la tarea que hicieron sus intelectuales desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. La otra vía nos convierte en unos guasones ignorantes incapaces de ir más allá de las protestas puntuales.

  16. Corbu says:

    Antes de seguir les recomendaría que se leyesen el Prefacio original y el prefacio a la edición de 1976 (son solo 8 páginas) del libro (completo en español -solo 1.1 Mb- aquí: http://www.quedelibros.com/libro/61882/Camino-de-Servidumbrepdf.html), porque reducir el libro a las ilustraciones y sacar conclusiones sobre Hayek de allí (o del libro completo) es, cuando menos, aventurado.

    Si no es muy temprano preguntar, ¿qué tiene que ver Camino de servidumbre con la crisis subprime que, entiendo, es el origen de esta serie de posts? Saludos.

  17. vinz says:

    Buena recomendación, Corbu.
    Yo me leí todo el libro en inglés, evidentemente; lo que quisiera conversar en los próximos posts son las fallas inherentes al sistema desregulado que propone Hayek, Friedman y demás, no tanto prolongar su crítica.
    Como dije más arriba, su crítica parece fulminante, igual que puede ser la de Ayn Rand en “Las virtudes del egoísmo” (o Chomsky, Krugman, etc.). Pero cuando leemos su propuestas, hay que preguntarse si el remedio no es peor que la enfermedad… Por ahí va la cosa. No he tenido tiempo de escribirlo, de hecho, es un resumen de un artículo que escribí para un periódico en méxico. Lo que pasa es que es un poco largo y prefiero condensar la cosa en nuestra sociedad Twitter. Si a mí mismo me da dolor de bolas leer posts hiper-largos, por más buenos que sean (me calé, a regañadientes, el del Señor Cobranza; excelente, pero hay que sentarse), no puedo exigirle a la gente que lo mío no les dé ladilla.
    Es más, internet está cambiando y, de blogs con posts largos como fueron al principio, estamos pasando a un formato tipo Andrew Sullivan o Yoanni Sánchez de dos o tres párrafos.
    Soy malísimo para eso. Pero allí voy, tratando de aprender.

  18. Corbu says:

    Bueno, paciencia. Y comparto tu opinión sobre los posts largos. Saludos.

  19. Frank says:

    La solución es más simple de lo que todos piensan. Es la Anarquía, que no es un sistema utópico ni inviable. Los estatistas nos han convencido de ello, pero en realidad es el único sistema natural. Es tan natural y exitoso que las veces que se ha logrado implantar solamente ha podido ser erradicada con un genocidio (Barcelona en la República Española).

  20. vinz says:

    Interesante, Frank.
    Los experimentos que he visto con el anarquismo son bastante exitosos en pequeña escala. En Psicología Social (UCV), visitamos el poblado de Las Lajitas por Barquisimeto, un pueblo de organización anárquica (rotativa de la directiva) que funcionaba a las mil maravillas.
    Hasta qué punto podría funcionar a gran escala, no lo sé; supongo que Hayek diría que el proceso es el mismo y al crear el horizontalismo del poder se crean las bases para que llegue un tirano.
    Sin embargo, los “anarco-capitalistas” preconizan lo mismo: destruir el Estado y permitir el libre flujo del dinero, como en el final de la novela “La rebelión del Atlas” de Ayn Rand.
    Supongo que los extremos se tocan…

  21. Hola, agradecería me enviasen el libro de Hayek, “The road… ” muchas gracias de antemano.

    Roberto

  22. Diego says:

    en realidad, Hayek es un ultraliberal, algo muy parecido a la anarquía, el orienta a la gente a una anarquía con un MÍNIMO estado.
    El problema que ve Hayek es que debe haber una regla de oro, LA NO AGRESIÓN a la libertad de los demás, es necesario un estado mínimo que se ocupe de imponer justicia y apartar de la sociedad al violento.
    Este estado mínimo, que sólo administra justicia, se financia con aportes VOLUNTARIOS.
    El Banco Central, policía y todo lo que se les ocurra debe ser privado.
    Saludos.
    Diego

  23. pedro says:

    Mucho criticar al prototipo de izquierdista porro en la mano perdido en la vida… pero menudas faltas de ortografía comentes macho…

Leave a Reply

archivos