twitterfobia

twitterfobia

Llevo tiempo (por no decir toda mi twitter-vida) preguntándome cuál es la relevancia de la red social Twitter. Más allá de participar en el imperio de lo efímero en 140 caractéres y aplacar mis ansias de existir en ese mundo virtual, admito que soy un twitter-voyeurista: me encanta leer las confesiones de mis camaradas, quienes compartirán desde el menú del desayuno hasta el momento en el cual entran y salen del motel con su pareja.

Ayer leí la entrada de Luis Carlos Díaz, con quien discrepo más en la forma que en el fondo, y ambos llegamos a la conclusión de que twitter ha sido una bendición para los blogueros hardcore. Una vez pasada la moda de abrirle un blog al gato o el muy original “confesiones de un hombre/una mujer soltera”, los gritones erostratistas ávidos de fama virtual se han desplazado al twitter para llenarlo con sus sandeces. Así que por aquí reina la calma. Un alivio.

Por supuesto que no todo twitter son una parranda de ególatras teorizando sobre el mejor café Starbucks o escribiendo que la persona que tienen al lado en el metro apesta. Hay periodistas, escritores e intelectuales serios cuyos tweets permiten acceder a valiosos vínculos que jamás hubiésemos leído por nuestra cuenta. Así que cada quien hace su twitter: llena tu Timeline de imbéciles y no te extrañes de tener tweets imbéciles.

Sin embargo, me da la impresión de que lo más interesante de twitter no es el sistema en sí, sino la imagen o idea que se hacen de twitter los poderosos. Cuando leo sobre las restricciones a twitter en Irán o China, me pregunto si el gobierno que busca regular esos 140 caracteres con medidas draconianas está hablando de la misma red social que yo. ¿Qué importa que persiankiwi escriba y denuncie que le están cayendo a palos en las calles de Teherán? Lo leemos, nos sentimos mal, lo condenamos: la realidad es que la ONU no va a pasar una resolución porque Yoani Sánchez tiene un policía persiguiéndola por La Habana.

Por todo esto, cuando leí esta noticia hoy, “CICPC [la policía científica venezolana] detiene a 2 twitteros por difundir rumores falsos sobre bancos” me imaginé algo como la película War Games (¿se llamaba War Games?), donde un Mathew Broderick pre-adolescente se infiltraba en el Pentágono con una Comodoro 64 y desataba una guerra nuclear. Salí corriendo a buscar el Timeline transgresor: ¿qué se puede publicar en 140 caracteres que amenace al sistema?

La decepción fue total. Uno de los sujetos en cuestión, un tal “leaoxford” escribió, entre sesudos análisis sobre Maradona como “el drogo” y Galarraga lanzando “28 outs” que él “nos lo estaba diciendo”: teníamos que retirar nuestro dinero del banco X.

Vuelvo a la noticia original y veo que se le imputa intentar generar una corrida bancaria. ¡Una corrida bancaria! Pues no sé cuánta gente leerá el twitter del señor leaoxford, pero debe ser famosísimo. Porque estemos claros: poner sus finanzas entre las manos de un tweet de 140 caracteres es como creer que el Pulpo Paul es el Oráculo de Delfos. Surgen varias preguntas: si el sistema bancario venezolano es tan sólido (“uno de los más sólidos del mundo”), ¿cómo es posible que se derrumbe con el tweet de un desconocido en Ciudad Bolívar? Además, ¿qué clase de retardado va y retira todos sus ahorros porque un tipo en el interior, después de publicar “es mas no debe haber futbol en las pantallas de los estadium, tal como sucesio aca en la copa america 2007@CataRoque” (sic), dice que “él advirtió” que debíamos sacar nuestro dinero?

¿Habrá algo que no estoy entendiendo? ¿Se me escapa? Porque hasta acá, para mí twitter era una simple moda gritona, donde podemos leer insultos a Juanes o a Calamaro porque viene a Venezuela. Pero para mí es tiempo muerto o perdido leer al escritor Armando Coll, cuando afirma ““Hay que ser bien come m… para ir a un concierto de Calamaro gratis. Es que ni con un servicio de Veuve Cliquot por la casa”, y la diatriba que le sigue.

Por eso me pregunto, en medio de esta sarta de boberías, ¿por qué le interesa al poder que la gente ventile sus fobias barbáricas? ¿No les conviene más dejar a ese espacio estéril tranquilo? ¿Por qué le tienen fobia a twitter?

Share

9 Responses to “twitterfobia”

  1. Kepler says:

    Solo puedo decir como diría Úslar Pietri: ¡qué boolas!
    Realmente los militaruchos están nerviosos por las cosas más increíbles.
    Supongo que se quedaron así al ver lo que ocurrió en Irán con el twitter y
    saben que aunque el acceso normal a Internet en la Tierra de Gracia
    está por debajo de la media suramericana, el acceso a Twitter vía móviles es mucho mayor que en Irán (cuestión de que todos quieren enviar cualquier info de la mamacita o al papacito).

    Ahora bien: ¿cómo se enteraron esos CICPC de que ese desconocido estaba enviando esa vaina?
    Evidentemente, no tienen nada mejor que hacer con su tiempo. Poco importan los 17 mil venezolanos que habrán sido asesinados en 2010.

    Leo en mis cuentas Twitter de manera esporádica (una personal, una por trabajo). Sigo ante todo a un par de personas como Andreas Schleicher, de la OCDE, que se la pasa hablando de educación, y vainas de enlaces interesantes.
    Paso frente al resto.

  2. vinz says:

    Justamente: ¿qué pasó con Twitter en Irán? Aparte de poder acceder en tiempo real a la represión *qué todos conocíamos de antemano* y corroborar que la elección fue un fraude, el régimen sigue intacto, impertérrito, cortándole el pelo a los hombres y lapidando homosexuales.
    La política, el poder y el dinero se manejan tras bastidores: si Irán no tuviera petróleo, la historia sería otra. Es por eso que no entiendo para qué sirve arremeter contra Twitter (o contra twitteros fantasmas); se pierde más de lo que se gana, la imagen de “tolerancia y democracia” se cae, ¿todo para qué? ¿Para meter preso a un tipo aislado que manifestó una opinión? Esa es la ecuación que no entiendo. A menos que Twitter y ese tweet tengan verdadero poder, es un absurdo político (y un atentado grave a la libertad de expresión) proceder de esa manera.

  3. Kepler says:

    Vicente,

    Tengo entendido (Robert Fisk, franco-alemán Scholl-Latour) de que en Irán la diferencia entre la capital y el resto es súper pronunciada. Mi impresión es que esta diferencia es mucho mayor que en Venezuela, donde sabemos que hay una clara diferencia entre los nucleos principales (Gran-Caracas-Maracaibo-Gran-Valencia) y lo demás.
    Al menos los milicos nuestros piensan esto y creen que el peligro es mayor en Venezuela.
    Es más fácil twitear en cristiano que en persa, hay más gente que sabe escribir siquiera un poquito, hay más conecciones. Si en el inmenso Irán hubo lo que hubo, algo en Venezuela podría ser mayor si uno se organiza bien.
    Por lo menos eso es lo que creo que ellos creen.

  4. vinz says:

    Me parece que nuevamente, igual que con el cierre de las radios o las coñazas a reporteros en el centro de la ciudad, los venezolanos pecamos de miopía y no vemos los efectos nefastos, de destrucción del tejido social, que una medida así puede tener.
    Es preocupante que no veamos las consecuencias de la reinterpretación interesada de esto: “que difundan noticias falsas o empleen otros medios fraudulentos capaces de causar distorsiones al sistema bancario” como un twittero con cien seguidores.
    El salto analítico, el esfuerzo contextualizador es tan grande, que básicamente rompe toda lógica y da cabida al *absurdo como norma*.
    Es la puerta al atropello estadal amparado en la excusa más flácida posible. Si aplicásemos esto en Europa o los USA, no habría cárceles suficientes para la cantidad de gente que debería apresarse.
    Grave.

  5. vinz says:

    Qué belleza: “CICPC podría detener, en breve, a otros 15 twitteros por difundir rumores bancarios” http://bit.ly/c21KJz
    Pónganse las alpargatas, que lo que viene es joropo escobilla’o…

  6. SíLuis says:

    Mira Vinz, la verdad que no sé cómo están las cosas en Venezuela pero la censura de Twitter no me sorprende sino me entristece. Seguramente parte de la campaña de intimidación.
    Después del famoso 11 septiembre NY los derechos cívicos parecen sumamente golpeados en todo el mundo y por supuesto Internet no es la excepcion, sin ir más lejos, qué te pareció la acusacion del Ministro Nadine Morano contra 15 internautas que considero injuriosos ? A saber que sólo una panadera fué convocada y el injurio se limitó a “buuu la mentirosa”. Eso pasó hace un año y luego la cosa se empasteló grave pues en vez de asumir el ridículo de la situación, el ministro terminó culpando a un pobre policía subordinado!!! Un lien al nouvelObs :http://tempsreel.nouvelobs.com/dossier/libertes-sous-pression/20090605.OBS9371/hou-la-menteuse-morano-choquee-par-la-convocation-au-poste.html

    Asi que los abusos del poder contra el ciudadano pasan hasta en las “mejores familias” jajaja

  7. Paco Jones says:

    Yo me he aficionado a leer los mensajes que le envían a chavezcandanga, una especie de “Corte de los milagros” ciberespacial, donde se documentan las necesidades que está pasando el pueblo venezolano, mayoritariamente chavista en este caso, donde se produce la pedigueñería más insólita, apelando a la buena voluntad del Rey, el cual, a través de su equipo de cientos de operadores pagados por ese mismo pueblo, le responde que su problema ya se está resolviendo y gira órdenes a Tarek (El Salame), a Diosdado, a las Misiones, demostrando su interés para atender a la clientela. Sería bueno abrir otro sitio donde los pedigueños puedan darnos fe de si sus pedidos fueron efectivamente resueltos, o todo quedó en un mensajito de 140 caracteres. Por cierto, ya lleva 600 mil y pico de seguidores, pero el crecimiento exponencial se ha detenido y no creo que pueda llegar a tener los millones de seguidores con los que amenazó en un principio. ¿Será que esos son todos los seguidores chavistas convencidos que votarán por sus candidatos el 26S ?

  8. vinz says:

    Te tengo una mejor, Paco:
    ¿Qué me dices de este artículo de Sergio Monsalve en Panfleto Negro, ChávezCandanga en 140 caracteres, y los comentarios que ha sucitado?

    “señor precidente ante todo reciba un cordial saludo revolucionario del camarada joel jose morales CI 17.281.XXX y militante del partido socialista unido de venezuela señor precidente en esto momente me encuentro desenpleado y necesito un pequeño cerdito para una bloquera gracias por darme la oportunida de dirijime por este medio este es mi numero de tlf 0426.77.90.XXX”

    Y eso que se les ha explicado que el artículo NO lo escribió Chávez, NI LO LEYÓ. El que alguien se tenga que referir directamente al Presidente para pedir una casa o una inicial, demuestra el fracaso total y absoluto en el esquema de representatividad. Jamás hemos tenido tantos Ministerios (hay hasta uno de “Electricidad”), ¿y sin embargo la gente sigue ventilando sus problemas con el Comediante en Jefe? Pathétique…

Leave a Reply

archivos